Francisco Corell Ayora

1969 - 1979

Ya desde sus años como Conçeller del Parador "So Nelo", se pudo constatar que su talante era más fallero que de "paradorista", aunque miembro del Conçell del So Nelo, su trabajo y dedicación al mismo lograron éxitos continuados para la institución social creada bajo los auspicios de la Falla de Convento de Jerusalén.

Era inevitable que su personalidad fallera emergiese a la superficie por lo que una vez al frente de la falla, pronto se noto su férreo carácter de hombre de empresa, por lo que sus órdenes eran muy fáciles de cumplir y sus resultados pronto se reflejaron en todos los falleros de la comisión. Estos se sintieron como miembros de una gran familia y por lo tanto, actuando y desempeñando sus funciones como tales, fueron logrando óptimos objetivos.

En sus años de mandato obtuvo cuatro maravillosos primeros premios de las fértiles manos artesanas de dos importantes artistas falleros en 1970 y 1971 de la mano de Julián Puche Ferrandis y en 1976 y 1979 de la mano de José Pascual Ibáñez. Convento tuvo la gran satisfacción de que dos Falleras Mayores de la comisión fueran nombradas Falleras Mayores de Valencia. En 1970 lo fue Elisa Lassala Bau y en 1979 Luz Fos Blanco.Ambas estuvieron en la tribuna del Ayuntamiento entregando a su falla los primeros premios conseguidos. ¡La década de los setenta resulto prodigiosa para convento!

Bajo su presidencia se creó la conocida insignia de la peineta, destinada a la comisión femenina, así como la inauguración del casal situado en la calle Convento Jerusalén numero 12.

Finalizado el ejercicio fallero 1978-1979, once años después de su nombramiento, agobiado por las obligaciones que le exigían sus cargos sindicales, con constantes desplazamientos a Madrid y la dirección de sus empresas, presento su irrevocable dimisión como presidente.