Norberto Piñango Garcia

1980 - 1984

Periodista de profesión, fue el sucesor de Paco Corell. Pero no lo tuvo tan fácil, pues casi media comisión, integrada por falleros veteranos, había dejado la falla con el anterior presidente. Posteriormente, la mayoría regresaron al seno de la comisión. No obstante, al final del ejercicio 1979, la junta directiva había quedado desmembrada y sin candidato a la presidencia.

Pero admirablemente, le echo mucho valor y con fuertes dosis de espíritu fallero, recompuso la junta directiva con la entrada de nuevos falleros entre los que destacamos a nuestro futuro presidente Jesus Barrachina Luna. La falla seguía adelante en su trayectoria fallera con la misma calidad de falla que siempre había tenido, y procurando mantener el mismo estilo de comisión fallera.

Fue un presidente que manteniendo sus propios ideales, falleros y personales, procuro rendir siempre culto a la amistad dentro y fuera de su entorno. Pero al final, quizás fue equivocada la extensión de este ultimo culto que la que le llevo a presentar su dimisión como presidente.